REJUVENECE CARA Y CUERPO CON HILOS TENSORES

A medida que pasan los años nuestra piel va perdiendo la vitalidad y el tono provocando flacidez, arrugas y marcas de expresión. La aparición de los signos de la edad se va desarrollando en todas las personas, algunas con mayor intensidad que otras, debido al estilo de vida y cuidados de la piel.

Los Hilos Tensores nos dan una segunda oportunidad; nos ofrece la posibilidad de  conseguir que nuestra piel  recupere la tensión y el aspecto juvenil.

Los hilos tensores de polidioxanona  o PDO  son unas hebras muy finas que se introducen bajo la piel para conseguir un efecto lifting regenerativo. Forman una estructura de soporte para los tejidos con flacidez y  estimulan la síntesis de colágeno y elastina, por lo que la piel se redensifica.

La polidioxanona o PDO es un material empleado  en las suturas de cirugía cardiaca por lo que es totalmente compatible, reabsorbible y estéril. Las zonas más frecuentes de aplicación de los hilos de PDO son en  cejas para levantarlas, mejillas para reducir las líneas de marioneta y surco nasogeniano, rejuvenecer el contorno facial y el cuello.

Los hilos corporales o hilos  de polidioxanona (PDO) estimulan la producción de colágeno para tratar la flacidez corporal, así como rejuvenecer la piel de muslos, rodillas, manos, cara interna de brazos, abdomen y glúteos sin pasar por quirófano. Se  implantan a nivel de la dermis para conseguir una redensificación de la piel.

EFECTOS TERAPÉUTICOS DE LOS HILOS PDO

La síntesis de proteínas estructurales inducida por los hilos tensores produce numerosos efectos terapéuticos:

  • Redensificación cutánea: Los hilos estimulan los fibroblastos, que producen colágeno y elastina. Estas fibras aumentan la elasticidad y la densidad de los tejidos.
  • Firmeza (efecto lifting): El nuevo colágeno y la elastina actúan como una red de soporte para la piel, por lo que la flacidez disminuye y la piel recupera firmeza.
  • Tersura y luminosidad: Los hilos faciales estimulan también la microcirculación de la zona, por lo que la piel está más oxigenada, tersa y luminosa.
  • Prevención: La revitalización de los tejidos ralentiza el avance del envejecimiento y la flacidez.

Cada hilo se coloca  a nivel dérmico o subcutáneo guiado por una aguja de pequeño calibre, por lo que el  tratamiento es un procedimiento poco traumático. El número de hilos que se requieren dependerá de las condiciones de la piel del paciente y de los puntos que sea necesario tratar.

Los resultados de firmeza y tensión de la piel pueden mantenerse por un periodo de entre 12 a 18 meses. Se recomienda realizar un tratamiento de mantenimiento anual para asegurar la continuidad de los resultados.

POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS

  • Hematoma hipodérmico que se reabsorbe en unos días.
  • Molestias durante los primeros días.
  • Infección local, muy raramente.
  • Inflamación local, muy raramente.

CONTRAINDICACIONES

  • Infección en la zona de tratamiento.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Embarazo.
  • Diabetes descontrolada.
  • Enfermedades cardiovasculares agudas.

 

VENTAJAS DE LOS HILOS  DPO

  • Sus efectos duran entre 1 y 2 años.
  • Es un procedimiento corto, de entre 30 y 60 minutos de duración.
  • Los hilos son invisibles a la vista e imperceptibles al tacto.
  • Sólo requieren crema anestésica.
  • No producen alergias ni rechazo.
  • El paciente puede reincorporarse a su actividad habitual de forma inmediata.

Son compatibles con otros tratamientos como la terapia regenerativa con factores de crecimiento, la mesoterapia, toxina botulínica o rellenos con ácido hialuronico.

 

Recomendaciones antes de realizarse el procedimiento

Con el fin de optimizar los resultados y prevenir posibles efectos secundarios se recomienda lo siguiente:

  • Tomar vitamina C los días previos al tratamiento, ya que estimula la síntesis de colágeno.
  • Evitar sustancias anticoagulantes, como el ácido acetilsalicílico.
  • Evitar estimulantes como el café, los refrescos de cola o el tabaco los días previos al tratamiento.

 

 

 

RECOMENDACIONES POST-TRATAMIENTO

Una vez realizado el tratamiento, recomendamos que el paciente lleve a cabo una serie de cuidados en su domicilio:

  • Aplicar frío local al finalizar el tratamiento y durante las primeras horas siguientes.
  • Lavar la zona tratada suavemente a las 5 horas del tratamiento, evitando movimientos bruscos.
  • No realizar masajes intensos en la zona tratada hasta pasado un mes.

En caso de que aparezcan hematomas.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail