TERAPIA DE OZONO U OXIGENACIÓN | OZONOTERAPIA

¿En qué consiste la Terapia de Ozono?

Consiste en la utilización del ozono como agente terapéutico a través de un generador de ozono medicinal, especialmente diseñado para administrar la dosis necesaria para cada paciente en particular; útil en toda clase de enfermedades crónicas y degenerativas, especialmente en problemas circulatorios, digestivos y óseos articulares.

La ozonoterapia ha sido utilizada en diferentes países a partir de la Segunda Guerra Mundial, y hoy en día es una de las terapias revitalizantes que han adquirido más popularidad en los últimos años.

  • Acelera el uso de la glucosa por parte de las células para su uso en pacientes diabéticos.
  • Reacción directa sobre los ácidos grasos insaturados que se transforman en hidrosolubles, permitiendo la eliminación de adiposidades localizadas y celulitis.

  • Regula el stress oxidativo celular (antirradicales libres).

  • Efecto germicida: bactericida, viricida, micocia contra antimicótico, parasiticida.

  • Acción regenerativa sobre células y tejidos promoviendo la cicatrización de úlceras, escaras y heridas.

  • Bloquea la liberación de sustancias que intervienen en la sensación de dolor, logrando un efecto analgésico.

  • Regula la producción de sustancias que intervienen en el proceso inflamatorio (anti-inflamatorio).

  • Incrementa el metabolismo del oxígeno, aumentando su absorción y liberación por los glóbulos rojos a los tejidos, mejorando la circulación sanguínea y la oxigenación celular.

  • Revitalizante de los sistemas de defensa naturales de las células y estimulante de las enzimas que condicionan la correcta nutrición de las células, por lo cual retarda el envejecimiento de las mismas.

  • Transtornos circulatorios de los miembros inferiores, como la insuficiencia arterial y venosa.

  • Enfermedades cerebrovasculares isquémicas: después de un accidente vascular encefálico como trombosis, embolia cerebral, etc.

  • Neuroangiopatía diabética: la mejoría del paciente diabético con la ozonoterapia es sostensible.

  • Insuficiencia vertebrobasilar con vértigos, dolor cervical y deficit de audición se experimenta una notable mejoría.

  • Enfermedades Neurológicas: Demencia senil, Enfermedad de Alzheimer, Esclerosis múltiple, Esclerosis lateral, Enfermedad de Parkinson, Parálisis Cerebral Infantil.

  • En Oftalmología: Retinosis Pigmentaria, Glaucoma, Traumas oculares, degeneración macular senil.

  • Oncología: Sirve como complemento que hace más efectiva la quimioterapia y la radioterapia, además por su poder inmunomodulador ayuda a prevenir las metástasis.
  • Afecciones intestinales: colitis ulcerativas, divertículos intestinales, pólipos intestinales, proctitis, hemorroides.

  • Enfermedades virales: Hepatitis viral, Herpes Zoster, Sida.

  • Afecciones Dermatológicas: psoriasis, esclerodermia, vitiligo.

  • Artritis Reumatoidea.

  • Otras: Sindrome del cansancio crónico, fibromialgia, Impotencia Sexual por factores vasculares.

Existe una gran variedad de vías de administración para la terapia con ozono, la manera en la que se administra debe ser considerada de acuerdo a la condición y necesidades del paciente. Estas pueden ser, hemoterapia mayor o menor, endovenosa, discólisis, intradémica, intramuscular, interarticular, insuflación rectal, insuflación vaginal o gasificación externa. Cabe mencionar que cada paciente es diferente, por lo cual la dosis, sesiones y vía de administración es valorada por el doctor para adecuarse a las necesidades del paciente.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail